Nuestra Historia

85 años formando buenos cristianos y virtuosos ciudadanos en Tepatitlán.

marcelino
“Todo a Jesús por María, Todo a María para Jesús”

Nuestro Colegio se fundó el 2 de septiembre de 1932. Fue una obra de Iglesia en su más profunda expresión: una conjunción de fuerzas en un proyecto educativo integral en la sociedad de Tepatitlán. Los tres fundadores dan muestra de ello, pues el Párroco Don José de Jesús Reynoso, el Hermano Marista Salvador González Villaseñor y Don Luis Martín del Campo formaron un equipo que ayudó a sumar voluntades y esfuerzos en el inicio de una obra educativa que, con muchas dificultades, se fue abriendo paso hasta convertirse en lo que hoy es, una comunidad educativa consolidada que abre al futuro con un pasado inspirador y un futuro esperanzador. El árbol se conoce por sus frutos, y los frutos del Colegio Morelos son frutos buenos que, a su vez, se convierten en semillas de otros buenos frutos.

La primera comunidad marista estuvo constituida por los Hermanos: Salvador González Villaseñor, como Director; y Ramón Pedroza y Pardo y Miguel Díaz Ordaz, como maestros. Gracias a gestiones de amigos, se obtuvo permiso verbal del Gobernador para abrir una escuela destinada a los alumnos de primaria superior, es decir, 5 y 6 grado.

En el curso 1935-1936 el Colegio atendió a 177 alumnos. El año siguiente ya fueron atendidos 213 alumnos. En el curso escolar 1937-1938 se inscribieron 262 alumnos y el colegio ya se pudo incorporar a la Federación, al menos temporalmente. En este año se concedió la libertad a las escuelas católicas de Guadalajara; y en octubre de 1938, sien- do ya director del Colegio Morelos el H. Juan Mendoza, que se había enfrentado a los inspectores en el Distrito Federal (Actual Ciudad de México) y que, por lo mismo, tenía amplia experiencia de estas lides, se inscribieron al curso 322 alumnos. La incorporación definitiva se consiguió en ese mismo año escolar.

Después de esto, fue fácil obtener la  autorización del Consejo Provincial  Marista para buscar un local mas adecuado para el Colegio, incluso construyendo, pues el que se tenía resultaba ya insuficiente. Aquí cabe destacar la  generosidad de muchas personas que  hicieron posible la obtención del gran terreno con el que se dotó al Colegio;  varias familias regalaron parte del ter-reno y otros colaboraron para comprar las partes restantes.

El H. Cesáreo González se lanzó a promover la construcción, organizando un Patronato Pro-Construcción del Colegio Morelos. Pidió a su hermano Ing. Elías González Chávez, hiciera los planos y los llevara a aprobar a Guadalajara. Iniciada la construcción,resuelto el problema del agua, que,incluso benefició a la ciudad, se avanzó poco a poco sin interrupción.Para evitar murmuraciones, el H. Cesáreo publicaba un boletín mensual donde daba a conocer lo recibido y los gastos realizados.

Al iniciarse el curso escolar 1941-1942, el H. Juan Mendoza pudo inaugurar los primeros salones de clase en el edificio en construcción.Los ocuparon los alumnos mayores, mientras que los pequeños continuaron un año más en el antiguo local.A lo largo del año 1943 se terminaron los salones de clase para la Primaria, la dirección, un salón para reuniones y los anexos necesarios. El día de Cristo Rey se estrenó la Capilla del Colegio.

El H. Daniel Paredes Rangel, fue designado Director del Colegio del 1945 a 1949. En el curso 1945-1946 la matrícula rompe récord, llegando a 401 alumnos. A partir de ese momento, la Provincia Marista aportó lo necesario para construir habitaciones para los Hermanos; también para construir salones de estudio, comedor, cocina, dormitorio, salones de clase, y el financiamiento necesario para el mobiliario, a fin de alojar a unos 30 aspirantes a la vida marista.

Con las nuevas instalaciones escolares y deportivas, y la residencia de los Hermanos y juniores, el Colegio Morelos empezó a ser un punto de atracción para todos los maristas de Occidente.El 24 de Febrero de 1948 se inaugura el asta monumental del Colegio y se estrena la enorme bandera de nueve por tres metros, obsequio de la Sra. Paz Cortázar de González Gallo. La sra. Paz presidió el acto junto con su esposo el C. Gobernador del Estado de Jalisco, Lic. José de Jesús González Gallo.

Durante ese mismo curso escolar se celebró el cincuentenario de la llegada de los Hermanos Maristas a México.

Para el curso escolar 1949-1950 es designado como el Director del Colegio el H. Jesús Sánchez Cobián, quien seguiría hasta julio del año 1955. Durante el curso escolar 1950-1951 el Colegio recibe la visita del R. H. Leónides Garrigue, Superior General de la Congregación de los Hermanos Maristas. En este mismo curso, el Colegio recibió la visita del Exmo Sr. Arzobispo de México, Dr. Don Luis María Martínesz.

Para el curso escolar 1955-1956 y hasta julio de 1957 fue designado como Director del Colegio Morelos, el H. Pedro Soltero Santana.

Del 2 de septiembre de 1957 a julio de 1958 ocupó el cargo de Director del Colegio Morelos, el H. Fernando García del Valle.

A partir del curso escolar 1958-1959 y hasta julio de 1961, ocupó el cargo de Director el H. Oscar Sánchez Basurto.

Para el curso escolar 1961-1962 y hasta julio de 1967, fue designado Director del Colegio Morelos, por segunda ocasión, el H. Jesús Sanchez Cobián. durante su directorado, en septiembre de 1965, se fundó la Secundaria con el nombre de Instituto Tepatitlán.

De 1967 a 1973 ocupó el cargo de Director, por segunda ocasión, el H. Pedro soltero Santana. Cabe notar la labor integradora de las instituciones educativas de la ciudad, eran famosas las fiestas atléticas en las que participaban alumnos de muchas escuelas, cosa que hacía que fuera una fiesta de todo el pueblo.

De 1973 a 1976 ocupó el cargo de Director del Colegio, el H. José León Virgen del Colegio, el H. José León Virgen Calata. A partir de 1976 hasta 1982, fue designado como Director del Colegio el H. Ricardo Méndez Gil. Fue durante ese tiempo de directorado que se construyó la brada de todo el predio y se procedió a iniciar un plan de mejoras al edificio, apoyándose en rifas y donativos. Se mejoró la entrada principal de edificio, haciendo más agradable la fachada principal.

Después deñ H. Ricardo, asumió el cargo de Director del Colegio el H. Alberto promovió el arreglo de la capilla del colegio, se hicieron e instalaron los vitrales

que siguen siendo muy hermosos y significativos para la comunidad marista en su conjunto.

Luego de que el H. Alberto Velásquez dejara la dirección, a partir del curso 1987-1988, ocupó el puesto de Director el H. Amancio Rodríguez Pastrana y siguió hasta julio de 1989.

Desde el curso escolar 1989-1990 hasta julio de 1995 estuvo al frente de la Dirección el H. Roberto Valdivia de Lara. Fue en su tiempo que nació la inquietud, por parte de los Padres de Familia de fundar una Preparatoria. Se conformó un Patronato pro Construcción de un nuevo edificio para éste propósito.

Desgraciadamente, por detalles que no se tomaron en cuenta, no fue posible lanzar esta nueva sección, pero el Patronato siguió trabajando con mucho entusiasmo. La Sociedad de Padres de Familia, se lanzó a la tarea de construir un laboratorio de computación. Fue un tiempo del directorado del H. Roberto Valdivia de Lara que se lanzó la organización, por los padres de familia, de la ya famosa Noche Mexicana.

A partir de 1995-996, hasta julio de 1998 fue director del Colegio el H. Rigoberto Limón Limón. fue él quien fundó la Preparatoria  del Colegio Morelos, con el dnombre Centro Universitario Morelos, incorporado a la Universidad de Guadalajara. En este tiempo, la sociedad de Padres de Familia se hizo cargo de la construcción de la Biblioteca.

Desde el curso escolar 1998-1999 hasta julio de 2004, asumió la dirección del Colegio, el H. Nabor González Gómez. A partir de este curso, se inició una nueva forma de organizar este colegio. Se designó un Director General, y un director escolar para cada una de las secciones: Primaria, Secundaria y Bachillerato. Se integró un consejo Directivo y se diseño un nuevo sistema para atender todos los aspectos de la tarea enseñanza-aprendizaje en la Primaria, con la rotación de profesores por ciclo. Se inició la sistematización de los procesos administrativos. Con la fundación de un Departamento de Desarrollo Académico, se empezó a dar apoyo a todos los profesores de las tres secciones respecto a la planeación, programación y evaluación de cada uno de los periodos escolares. Se inició la publicación en los corredores, de las listas mensuelaes de calificaciones de todos los alumnos del plantel, desde primaria hasta sexto semestre de Bachillerato. Se remodeló el plantel en algunos aspectos,se diseñó el Plan Maestro de todo el predio que ocupa el Colegio, se inició la construcción del edificio que alberga a la Secundaria, por las mañanas; y al Bachillerato, por la tarde, logrando con ello, que la Primaria quedara sola y ocupara todo el edificio antiguo. Con esto se consiguió que cada una de las tres secciones trabajara por separado, respetando sus propios espacios.

A partir del ciclo escolar 2004-2005, asume la dirección el H. Jesús Hernández Martín. En este curso escolar se revisó y se reestructuro la Planeación Estratégica del Colegio. A partir de ésta se realizó la Planeación Operativa con los Proyectos y Programas necesarios para dar respuesta a las necesidades educativas de los niños y jóvenes de hoy.

En este mismo curso escolar se pusieron en funcionamiento aulas que faltaban del edificio nuevo. Gracias a ello pudimos tener también un salón audiovisual y una sala de maestros más “ad hoc”. En lo deportivo, se participó con las tres secciones en los campeonatos maristas a nivel nacional. EDEPREM, CODEMAR Y COPA CHAMPAGNAT (preparatoria, secundaria y primaria respectivamente). La secundaria logró el Campeonato CODEMAR en la ciudad de San Luis Potosí.

El Curso 2005-2006 estuvo marcado por la evaluación institucional de nuestro Colegio. Se realizó el proyecto de Evaluar Para Transformar (PET), en su segunda etapa, que comprendió los aspectos fundamentales del colegio en vistas de cualificar nuestra propuesta educativa. Los resultados fueron presentados a la Comunidad Educativa en distintos foros y momentos.

Duramte este curso se pusieron en funcionamiento los nuevos servicios de la sección Secundaria y Preparatoria: los nuevos baños, un centro de cómputo, la nueva biblioteca y las canchas múltiples (basquet, voly y futbolito).

Significativo también para este curso fue la conclusión de la experiencia del diplomado que durante tres años recibió el personal como un esfuerzo de capacitación para poder aportar un mejor servicio a los alumnos, de acuerdo a los nuevos paradigmas en educación.

En el mes de mayo se lanzó el concurso del Logotipo y Lema de la celebración de los 75 años. El 6 de junio, al inaugurar las canchas múltiples y en presencia de todos los alumnos, maestros y padres de familia, se inició formalmente la celebración de los 75 años del Colegio. Ahí mismo se premió a los ganadores del logotipo y lema.

Durante el curso escolar 2006-2007 hemos vivido intensamente las celebraciones del 75 aniversario con una serie de actividades externas e internas que nos han dejado, muchas experiencias y aprendizajes para seguir construyendo nuestra CEM, aprendiendo del pasado y con la mirada puesta en el futuro. Para celebrar este acontecimiento tan importante no sólo para la institución sino para la comunidad tepatitlense se estableció un comité con el que se plantearon las distintas actividades y celebraciones.

En el área deportiva, iniciamos con la “Copa del 75 aniversario” que se realizará en dos momentos: uno la Copa Morelos (30 de septiembre  2006) y otro en la Copa San Marcelino Champagnat (6 de junio 2007). En esta competencia se incluyen todos los alumnos del Colegio en sus secciones de Primaria, Secundaria y Preparatoria; con el color (rojo y azul), y quien sume más puntos será quien finalmente se quede con la copa.

La Fiesta Atlética constituyó, en este año especial, una oportunidad para convivir deportivamente con otros colegio de la localidad. Se organizó una Semana Deportiva previa a la Fiesta Atlética. Los alumnos de Primaria, Secundaria y Preparatoria pudieron participar en distintos deportes con las escuelas participantes: Renacimiento, Ana María Casillas, Vasco de Quiroga, Preparatoria Regional, Preparatoria de Pegueros e Instituto Juan Villalpando.

En el mes de febrero celebramos una Semana Cultural especial. Tuvimos exposiciones de pintura tanto en el Colegio como en otros lugares, muestras de danza, música, poesía y oratoria. El último día de la Semana Cultural se desarrolló en la explanada de la Plaza Morelos, cosa que nos permitió abrir ese espacio cultural a toda la comunidad. El programa fue escogido con las mejores presentaciones de cada una de las actividades artísticas realizadas en los primeros días de esta actividad. Este evento se vio enriquecido con la presencia del Coro infantil de la Universidad Marista de Guadalajara.

Sin duda, el evento más significativo para nuestra Comunidad Educativa Marista fue la organización de la Copa Champagnat de fútbol de las Primarias Maristas. En este participaron 20 coelgio de toda la república Mexicana. El ambiente de fraternidad, participación y apertura se vivió notable en esos días. A todos nos queda un recuerdo agradable de la respuesta generosa de las familias tepatitlenses que abrieron sus hogares a los niños y niñas que llegaron de muchos rincones de México. Fueron 740 niños participantes y alrededor de 2000 personas que los acompañaron, quienes vivieron la experiencia de ser recibidos en nuestra comunidad y convivir esos días de fiesta y encuentro fraternal marista. Meses después del evento, siguen resonando las experiencias y recuerdos de este acontecimiento tan significativo.

Con los exalumnos tuvimos la oportunidad de vivir dos encuentros. En el mes de febrero tuvimos la cena-baile de generaciones. El ambiente fue muy agradable pues recordar con los amigos y compañeros las experiencias vividas en los años pasados en el Colegio nos hace sentirnos contentos y hasta nostálgicos.

El 4 de mayo de este año tuvimos el Encuentro de Generaciones en un ambiente de acción de gracias a Dios, a María y San Marcelino, por el camino recorrido por la Comunidad Educativa Marista en estos 75 años. Con la presencia de nuestro Obispo Javier Navarro y 10 sacerdotes exalumnos, de las autoridades municipales, encabezadas por el Profesor Raúl Alcalá(exalumno y profesor durante muchos años en nuestro colegio), de varios Hermanos Maristas y numerosos exalumnos y amigos, tuvimos la celebración de la Misa de Acción de Gracias y la develación de algunas placas conmemorativas en las instalaciones del nuevo edificio de Secundaria y Preparatoria.

Después de la Eucaristía los exalumnos de diversas generaciones se dieron la oportunidad de una convivencia alegre llena de recuerdos, camaradería   y de encuentro con compañeros, profesores y Hermanos Maristas que asistieron a este encuentro. Entre los exprofesores del Colegio que nos visitaron estuvieron, Don Rafael Camarena, Francisco Navarro, Joaquín González, Raúl Alcalá y otros.Entre los Hermanos Maristas tuvimos el gusto de contar con la presecia del H. Angel Goñi, Erasmo de Alba, Rigoberto Limón, Roberto Valdivia, Gerardo de Loera y otros, a quienes se les unieron infinidad de exalumnos para recordar y agradecer las diversas experiencias vividas en la institución.

El 6 de junio del 2007 terminan las celebraciones del 75 aniversario en su fase de actividades internas y externas.

Pensamos en una segunda fase de las celebraciones durante lo que resta del 2007 (que es propiamente el año jubilar) que consistirá en la búsqueda de una proyección más intencionada para que la pedagogía y espiritualidad marista sigan profundizándose en nuestro contexto educativo y evangelizador.Esperamos seguir siendo una institución Marista, en la región de los Altos de Jalisco, que armonizando fe,cultura y vida, y atenta a los signos de los tiempos, educa cristianamente a los niños, adolescentes y jóvenes.Proponemos una educación integral con un estilo pedagógico propio, al estilo de María: sencillez, amor al trabajo, presencia y un profundo espíritu de familia; para formar buenos cristianos y virtuosos ciudadanos.

Queremos seguir desarrollando un ambiente de entrega al trabajo de calidad y servicio, seriedad académica, actualización y formación permanente humana y cristiana, en todos los colaboradores de la Comunidad Marista. Así queremos seguir siendo una propuesta educativa atractiva para la sociedad alteña.

Todo a Jesús por María, Todo a María para Jesús.

Comments are closed.